Cómo gastar en 2021


Tal vez aprendió que disfrutaba más conduciendo a la playa que volando con sus niños pequeños durante las vacaciones. Quizás ordenar algunas noches más a la semana fue un salvavidas después de un día ajetreado. Tal vez quieras seguir contribuyendo a una organización benéfica con la que te encontraste.

“De cara al 2021, podemos usar esta información para remodelar nuestro presupuesto en una plantilla que priorice los gastos que más disfrutamos”, dijo Kevin Mahoney, un planificador financiero con sede en Washington, D.C., que se centra en los problemas monetarios de los millennials. “Y podemos continuar minimizando o renunciando a los gastos de los que hemos aprendido que podemos vivir sin ellos, desviándolos en su lugar para usos de mayor valor”.

Si deja espacio para los artículos que le gustan, terminará gastando menos en lo que no necesita.

La idea de un “sistema presupuestario” puede parecer desagradable o intimidante incluso para los más bien intencionados. Para calmarse, utilice una estrategia que se adapte a sus gustos.

Por ejemplo, los hogares solían cobrar sus cheques de pago y dividir el dinero en sobres destinados a determinados fines (comestibles, hipotecas, seguros). El objetivo era hacer el mejor uso de cada dólar tan pronto como llegara a su posesión y no gastar de más.

Sin embargo, tal fastidio puede ser agotador, por lo que otros improvisaron. Una ahorradora entrevistada en un libro de 1959, “La esposa del trabajador: su personalidad, mundo y estilo de vida”, describió su “pequeño sistema tonto”, en el que dividía el cheque de pago de su marido en dos montones: uno para comestibles (que iba a la cocina cajón) y uno para todo lo demás (que fue en una lata).

Como las herramientas de ahorro, los sobres y latas son bastante obsoletos, pero el principio aún se mantiene: desea tener una idea de dónde está gastando para no exagerar, pero el plan debe tener sentido para usted.

Hay muchas avenidas por explorar. La mayoría de las tarjetas principales le permitirán ver en la página de su cuenta cuánto ha gastado y en qué. Las aplicaciones gratuitas (como Mint) rastrearán todos los gastos en todas sus cuentas si distribuye sus gastos. También puede ser creativo y llevar un diario de gastos durante uno o dos meses, documentando cada transacción y restándola de la cantidad que espera ganar ese mes en particular. O arroje sus tarjetas de crédito en la mesita de noche durante un mes y pague todo lo que pueda en efectivo; la investigación muestra que gastará menos.



Fuente