Cómo un retraso en el examen de colonoscopia puede afectar el riesgo de cáncer


Las pautas actuales recomiendan una colonoscopia a partir de los 45 a 50 años, y luego una cada 10 años después si los resultados son negativos. Esas pautas aún deben seguirse, aunque para las personas con bajo riesgo de cáncer de colon, los retrasos en el examen de colonoscopia pueden no afectar drásticamente el riesgo de cáncer, sugiere un nuevo estudio.

El análisis, en Annals of Internal Medicine, incluyó a 165.887 hombres y mujeres de 50 a 66 años que tuvieron una sola colonoscopia negativa. A los 17 años después de la prueba inicial, en comparación con la población general, el grupo tenía una tasa de cáncer de colon un 72 por ciento más baja y una tasa de mortalidad un 81 por ciento más baja, lo que no difiere significativamente de los resultados a los 10 años o antes.

Pero el hallazgo se refiere solo a personas sin pólipos u otras lesiones, benignas o malignas, en la primera colonoscopia, y que tienen un bajo riesgo de cáncer de colon. No se aplica a ninguna persona con antecedentes familiares de cáncer colorrectal, afecciones inflamatorias intestinales o cualquier otro factor que aumente el riesgo de cáncer de colon.

Lo más importante, el hallazgo depende de una colonoscopia de alta calidad realizada por un endoscopista experto en un paciente con una preparación intestinal adecuada.

“Es imposible lograr un riesgo cero”, dijo el autor principal, el Dr. Nastazja Dagny Pilonis, investigador del Instituto Nacional de Investigación de Oncología en Varsovia. “Pero si tiene una colonoscopia negativa, y su intestino estaba preparado adecuadamente, y su endoscopista estaba capacitado, entonces tiene un riesgo muy bajo de cáncer de colon durante al menos 17 años”.



Fuente