Los CDC dicen que las enfermeras tienen un alto riesgo de contraer Covid-19


Entre los trabajadores de la salud, las enfermeras en particular han tenido un riesgo significativo de contraer Covid-19, según un nuevo análisis de pacientes hospitalizados realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los hallazgos fueron publicados el lunes cuando una oleada de nuevas hospitalizaciones se extendió por el país, y varios estados alcanzaron niveles récord de casos.

Alrededor del 6 por ciento de los adultos hospitalizados de marzo a mayo eran trabajadores de la salud, según los investigadores, y más de un tercio eran enfermeras o asistentes de enfermería. Aproximadamente una cuarta parte, o el 27 por ciento, de los trabajadores hospitalizados fueron admitidos en la unidad de cuidados intensivos y el 4 por ciento murió durante su estadía en el hospital.

El estudio analizó 6.760 hospitalizaciones en 13 estados, incluidos California, Nueva York, Ohio y Tennessee.

Los trabajadores de la salud “pueden tener una enfermedad grave asociada al Covid-19, lo que destaca la necesidad de una prevención y un control continuos de las infecciones en los entornos de atención médica, así como los esfuerzos de mitigación de la comunidad para reducir la transmisión”, dijeron los investigadores.

Desde el comienzo de la pandemia en los Estados Unidos, el personal médico de primera línea se ha quejado de la escasez de equipo de protección personal. Algunas de las escaseces disminuyeron por un tiempo, pero los suministros se han vuelto tensos en ciertas áreas del país debido a que la oleada de brotes de coronavirus ha alcanzado récords diarios.

“Necesitamos más pruebas”, dijo Michelle Mahon, directora asistente de práctica de enfermería en National Nurses United, un sindicato cuyos miembros han expresado su opinión desde el comienzo de la pandemia sobre los peligros que enfrentaban sin los suministros y la protección adecuados.

Mahon, que calificó los hallazgos como una sorpresa, criticó a los funcionarios federales por no haber implementado pautas más sólidas. Su organización, que emitió un informe sobre las muertes de trabajadores el mes pasado, dice que hasta ahora unos 2.000 trabajadores de la salud han muerto a causa del virus.

Ella dice que los trabajadores deben someterse a pruebas con más frecuencia para que puedan ser identificados y aislados para que la infección no se propague, y que los suministros de equipo de protección sigan siendo desiguales, y algunas instalaciones no estén preparadas para un aumento de casos.



Fuente