Ortodoncia

 

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se encarga de la corrección y tratamiento de los dientes mal posicionados y los defectos en el desarrollo de los huesos y músculos bucales. Además de los conocidos problemas estéticos, estas anomalías pueden producir consecuencias severas a la salud bucal, como el surgimiento de caries, masticación defectuosa y pérdida prematura de piezas dentarias por enfermedades, entre muchas otras.

 

El tratamiento consiste en aplicar distintos tipos de aparatos fijos o removibles dependiendo de lo conveniente en cada caso. Fabricados con diversos materiales, estos aparatos funcionan presionando suavemente los dientes y los huesos para corregir su posición. Además de la maloclusión de los dientes, la ortodoncia sirve para corregir el desarrollo defectuoso de la mandíbula y otros huesos de la cara.

 

¿Qué Afecciones pueden Tratarse con Ortodoncia?

 

  • Submordida: los dientes inferiores se sitúan excesivamente adelante de los superiores, o bien los superiores demasiado atrás.
  • Sobremordida o mordida cubierta: los dientes superiores cubren a los inferiores en más de la mitad de su tamaño o totalmente
  • Apiñamiento: el tamaño excesivo de los dientes impide sucorrecto acomodamiento en el espacio correspondiente.
  • Desplazamiento de línea media: La línea central imaginaria que establece la armonía entre los dientes superiores e inferiores no coincide.
  • Espaciamiento o diastemas: Se trata de los espacios que se producen entre los dientes, lo cual es anormal en la adultez. Se debe a dientes faltantes o que no cubren el espacio que deberían
  • Mordida abierta: Es la alteración en la mordida corriente que supone la aparición de un espacio entre los dientes anteriores mientras los demás dientes se encuentran cerrados.
  • Mordida cruzada: Los dientes de la arcada superior quedan por detrás de los de la arcada inferior al morder.

 

¿Cómo sé si Necesito Ortodoncia?

 

Un tratamiento de ortodoncia puede ser la solución a distintos tipos de anomalías que afectan la salud bucal. Desde afecciones hereditarias hasta accidentes, existen múltiples causas que pueden ocasionar maloclusiones en los dientes, por lo que la mejor forma para saber si se necesita un tratamiento de este tipo es consultar un ortodoncista al notar ciertos malestares o síntomas.

 

Algunas señales de necesitar ortodoncia pueden ser problemas en la mordida, malformaciones en la mandíbula y la cara, problemas de respiración bucal, dificultades para el habla o dientes torcidos, entre muchos otros. Si notas alguna de estas anomalías o alguna similar, una consulta con un ortodoncista servirá para saber cual es la solución adecuada.

 

Lo normal es que el profesional realice un diagnóstico clínico mediante radiografías de la boca y las estructuras óseas adyacentes para descubrir cuál es la causa de las molestias o maloclusiones. A partir de allí indicará si necesitas una ortodoncia o existen otras soluciones para tu problema.

 

Tipos de Tratamiento de Ortodoncia

 

En Clínica Odontológica Mussuto trabajamos en tratamientos de ortodoncia de los siguientes tipos:

 

Ortodoncia de Zafiro (brackets de zafiro)

 

La ortodoncia de zafiro es la realizada mediante la colocación de brackets de zafiro o brackets estéticos. Estos funcionan igual que los brackets de otros materiales: mediante un armado de arcos, ligaduras y aparatos que ejercen tensión y presión suave sobre los dientes para corregir su maloclusión.

 

¿Por qué Brackets estéticos?

 

Existen varios tipos de brackets estéticos. Sin embargo, los brackets de zafiro son definitivamente la solución estética de mayor calidad y con los mejores resultados.

 

Primero por su transparencia, que deja ver el color natural de los dientes sobre los que están colocados. Segundo, sus arcos y ligaduras son de color blanco en lugar de metálico, lo que contribuye a su mimetización. Por último, y a diferencia de los brackets de porcelana o plástico, los brackets estéticos de cristal de zafiro no se manchan con el tiempo, lo que asegura una apariencia limpia y natural a lo largo de todo el tratamiento.

 

Ortodoncia Lingual o Invisible

 

La ortodoncia lingual, también conocida como ortodoncia invisible, es un tipo de tratamiento con brackets que se colocan en la cara interna de los dientes. Sus propiedades y resultados son similares a los del tratamiento de ortodoncia convencional, ya que está comprobado que la ortodoncia lingual puede solucionar cualquier anomalía y maloclusión de dientes y huesos.

 

Se trata de una opción elegida por quienes no desean convivir con ningún tipo de cambio estético durante el tratamiento ya que los brackets utilizados en la ortodoncia invisible son prácticamente imperceptibles, incluso a corta distancia. Los brackets usados para la ortodoncia lingual se diseñan a medida de la boca del paciente, y el proceso de adaptación supone pequeñas molestias al iniciar el tratamiento, que desaparecen rápidamente.

 

Contención de Ortodoncia

 

El tratamiento de ortodoncia no se da por finalizado una vez que se retiran los brackets. La última etapa es el uso de contención o retenedores, que tienen como objetivo mantener los dientes en la posición lograda gracias a la labor de los aparatos.

 

Debido a un comportamiento natural de las fibras y los ligamentos que sostienen los dientes al hueso, estos tienden a intentar recuperar su posición natural. Es por ello que una buena contención es fundamental para concluir el tratamiento exitosamente, ya que una mala ejecución de esta etapa puede arruinar los avances logrados durante la utilización de los brackets.

 

¿Qué tipos de Contención existen?

 

Existen contenciones fijas y removibles, generalmente fabricadas a base de metal y acrílico o silicona. La decisión sobre qué retenedores son los indicados depende del caso de cada paciente y de la interpretación del ortodoncista en esta etapa del tratamiento. Inclusive, es común que la contención se lleve a cabo combinando el uso de distintos retenedores fijos y removibles.

 

  • Contención fija de alambre

 

Consiste en un pequeño corte de alambre que se coloca generalmente detrás de los dientes inferiores o delante de los superiores, en algunos casos. La función del alambre es evitar que los dientes retornen de la posición lograda en la fase anterior del tratamiento.

 

  • Contención removible de alambre y acrílico

 

Este retenedor se sustenta en una estructura de alambre con un paladar de acrílico que se adapta a la boca de cada paciente. Puede colocarse tanto en la arcada superior como inferior, dependiendo de lo necesario en cada caso.

 

  • Contención removible de acrílico

 

Es tal vez la solución más estética, ya que consiste en un retenedor transparente fabricado a medida de la dentadura del paciente. Puede fabricarse directamente sobre los dientes o bien sobre un molde con forma similar.

 

  • Contención removible de silicona

 

Este tipo de contención es ideal para mantener la estabilidad de los tejidos blandos. Su flexibilidad y fabricación a medida lo hacen más adaptable a la última etapa del tratamiento de ortodoncia.

 

¿Cuánto tiempo debe usarse la Contención de Ortodoncia?

 

La respuesta a esta pregunta dependerá de lo que indique el ortodoncista en cada caso particular. Sin embargo, lo común es que el uso de contenciones se extienda, por lo menos, por un plazo de tiempo igual al del uso de los brackets.

 

En algunos casos los pacientes deben usar retenedores por mucho más tiempo que el que dedicaron a la corrección de las malformaciones con los aparatos, aunque no hay dos pacientes iguales, y por ello el tiempo de uso de retenedores siempre dependerá de cómo se desarrolló el tratamiento hasta el momento de iniciar la etapa de contención.