Comer pescado durante el embarazo puede tener beneficios metabólicos para los niños


Los investigadores informan que comer pescado durante el embarazo, pero no demasiado, está relacionado con una mejor salud metabólica en los niños.

Para un estudio en JAMA Network Open, los científicos registraron el consumo de pescado y los niveles de mercurio en sangre en 805 mujeres con embarazos únicos y luego siguieron la salud metabólica de sus hijos durante un promedio de ocho años.

Asignaron a los niños una puntuación basada en los cinco componentes del síndrome metabólico que miden el grado de riesgo de enfermedades cardiovasculares y otras: circunferencia de cintura alta, presión arterial alta y niveles anormales de triglicéridos, colesterol e insulina.

Los hijos de madres que comieron menos de una porción de pescado semanalmente durante el embarazo promediaron peores puntajes de síndrome metabólico que aquellos cuyas madres comieron de una a tres porciones, la cantidad actualmente recomendada. El consumo moderado de pescado también se asoció con niveles reducidos de inflamación en la descendencia. No hubo más beneficios al comer más de tres porciones a la semana.

Al mismo tiempo, comer más pescado se asoció con niveles más altos de mercurio en la sangre, y los niveles altos de mercurio materno se asociaron con puntajes de síndrome metabólico más pobres en los niños. Aún así, el beneficio del consumo moderado excedió el riesgo que representa el mercurio.

“El pescado en general contiene nutrientes importantes para el feto en desarrollo”, dijo el autor principal, Nikos Stratakis, becario postdoctoral en la Universidad del Sur de California. “Las mujeres no deben tener miedo de comer de una a tres porciones a la semana”.



Fuente