Bruxismo Dental

 

¿Qué es el Bruxismo?

 

El bruxismo es una deficiencia de origen psicológico que se manifiesta provocando el rechinar inconsciente de los dientes mediante movimientos musculares repetitivos, generalmente durante el sueño. Las personas que padecen bruxismo suelen no notarlo hasta que alguien de su entorno advierte el sonido cuando rechina los dientes al dormir, o bien cuando empiezan a percibir síntomas y malestares que devienen en consecuencias odontológicas.

 

La consecuencia más visible del bruxismo es el desgaste de las piezas dentarias, que se da de forma progresiva hasta quebrar el esmalte e incluso, en casos muy avanzados, hasta el desmoronamiento total de la pieza. Otro resultado adverso para la salud bucal puede ser el debilitamiento de las encías, provocando inflamación y el afloje de los dientes. El bruxismo también es causante de dolores en el cuello, cabeza, oído y en los músculos faciales.

 

 

Síntomas de Bruxismo

 

Si el bruxismo no es advertido ni diagnosticado a tiempo puede comprometer seriamente la salud bucal y afectar funciones relacionadas como la masticación y el habla. Los síntomas pueden no presentarse de forma idéntica en todos los pacientes, y algunos son imperceptibles aún habiendo recibido el diagnóstico.

 

  • Insomnio
  • Depresión
  • Estrés, tensión, ansiedad
  • Trastornos alimenticios
  • Dificultad para masticar
  • Dolor en los dientes
  • Sensibilidad dental al calor y frío
  • Alteraciones en la articulación mandibular

 

Diagnóstico y Tratamiento del Bruxismo

 

En parte por ser una anomalía que se produce de forma inconsciente, es común que las personas que padecen bruxismo no lo noten en primera instancia ni relacionen las molestias que sienten con su causa verdadera. En la mayoría de los casos, el diagnóstico surge de la revisión rutinaria al odontólogo, o bien desde una consulta clínica del paciente por dolores constantes en el cuello o la cara.

 

Otro indicio que puede llevar a un paciente a consultar acerca del bruxismo es el advertimiento por parte de alguien de su entorno sobre el sonido y el movimiento de la fricción entre los dientes al dormir. Una vez hecha la consulta al odontólogo, éste elaborará el diagnóstico teniendo en cuenta la experiencia del paciente y realizando estudios radiográficos o de tomografías de ser necesario.

 

Muchos estudios coinciden en afirmar que el estrés es el mayor causante de bruxismo, por lo que su origen sería primordialmente psicológico. Siguiendo esta línea se puede inferir que la cura definitiva al bruxismo responderá a una mejora en la psiquis del paciente. Sin embargo, existen tratamientos odontológicos pensados para evitar consecuencias adversas para la salud bucal y los músculos faciales. Dichos tratamientos están orientados a la reducción de los dolores, la prevención de daños permanentes en la mandíbula y el desgaste sostenido de las piezas dentales.

 

En este sentido, las placas de relajación o placas de descanso funcionan evitando la fricción entre los dientes que provoca el desgaste del esmalte y su consecuente desmoronamiento. No evitan el movimiento que provoca el desgaste, protegen los dientes del daño que este genera.

 

Placas de Relajación para Bruxismo

 

Las placas de relajación o placas de descanso son dispositivos de acrílico termomoldeable fabricados a medida de la dentadura y la boca del paciente. Su función es proteger a los dientes de la fricción provocada por los movimientos musculares, y así frenar el desgaste o las posibles fracturas del esmalte.

 

Teniendo en cuenta que la presión que ejercen los dientes puede afectar tejidos de las encías y provocar problemas en la articulación de la mandíbula, las placas de descanso mejoran la contracción muscular y ayudan a contrarrestar estas consecuencias.

¿Una Placa de Relajación es suficiente para Curar el Bruxismo?

 

El uso de la placa de relajación tiene como objetivo frenar las consecuencias del desgaste provocado por el bruxismo, por lo que constituye una parte del tratamiento. Si el paciente no logra tomar acción sobre el estrés, la ansiedad y otros trastornos psicológicos que estén generando el bruxismo, es probable que lo continúe sufriendo.

 

¿Existe una Solución Definitiva contra el Bruxismo?

 

Esto depende de cada caso en particular. Si el bruxismo es detectado, diagnosticado y tratado con antelación, es probable que el paciente tarde menos en erradicar el problema. Si una persona con bruxismo no recibe tratamiento y se encuentra en una etapa avanzada del padecimiento, harán falta soluciones más complejas como ortodoncia o la colocación de implantes, por ejemplo.

 

Lo que debe perseguirse con el tratamiento es la desaparición de los síntomas del  bruxismo, y mientras tanto intentar de minimizar las consecuencias sobre la salud dental.