CCC – COGNICIÓN, COMUNICACIÓN Y CONDUCTA

EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Cuando un niño o adolescente presenta bajo rendimiento escolar, dificultades en el aprendizaje de una o más áreas curriculares, problemas en su lenguaje o en su comunicación, desmotivación y falta de interés, dificultades para organizar la conducta y el juego, sentimientos de fracaso y baja autoestima, entre otros síntomas, es muy importante consultar con especialistas a fin de detectar los factores que generan esta situación y orientar hacia una pronta y sólida solución.

¿Qué es CCC?

Es un equipo interdisciplinario de alta calidad profesional que brinda un servicio de excelencia en la evaluación y tratamiento de niños y adolescentes que presentan dificultades en el desarrollo cognitivo, conductual y /o comunicacional.

¿A quiénes está dirigido?

Niños a partir de 2 años de edad y adolescentes.

¿Con qué especialidades cuenta el equipo?

Neuropsicología

Psicopedagogía

Fonoaudiología

Psicología

Terapia Ocupacional

¿Qué tipo de problemáticas se abordan?

Entre otras:

Dificultades Generales de Aprendizaje.

Trastornos Específicos de Aprendizaje: Dislexia, Disgrafia, Discalculia.

Trastornos del Espectro Autista (ADOS 2 Y ADIR R).

Trastornos del Desarrollo Intelectual.

Trastornos del Lenguaje y de la Comunicación.

Trastornos del Comportamiento.

Trastornos del Estado de Ánimo y Trastornos de Ansiedad.

Trastorno por Déficit de Atención / Hiperactividad.

Epilepsia.

 

¿Con qué contamos en nuestro equipo?

  • Profesionales con experiencia y formación especializada.
  • Evaluaciones interdisciplinarias.
  • Diagnósticos completos, claros y precisos.
  • Abordaje integral médico – terapéutico – educativo.
  • Ateneos semanales de discusión de casos.
  • Orientaciones a las familias.
  • Asesoramiento en la Institución Escolar.
  • Actividades de docencia: talleres para padres y docentes, charlas a la comunidad, cursos para profesionales.

 

¿En qué consiste la evaluación interdisciplinaria?

El niño o adolescente es evaluado en sus diferentes áreas de desarrollo por un equipo de profesionales especialistas que trabajan en forma integrada.

Se trata de evaluaciones del desarrollo y neurocognitivas comportamentales que, desde una perspectiva neuropsicológica, incluyen aspectos neurobiológicos, emocionales y socioambientales que impactan en el niño desde edades tempranas y a lo largo del proceso evolutivo, afectando las áreas de la cognición, del comportamiento, del lenguaje, de la comunicación y/o del aprendizaje.

El proceso evaluativo se inicia con una sesión de admisión con un profesional especialista en problemáticas del desarrollo, quien a partir del motivo de consulta y de una minuciosa entrevista clínica, establece un plan de evaluación interdisciplinaria con objetivos de diagnóstico.

El paciente puede requerir evaluación en las diferentes especialidades.

La valoración interdisciplinaria, previamente organizada de acuerdo a la problemática del paciente, se completa aproximadamente en dos semanas y media. Es evaluado por los diferentes especialistas en el desarrollo, obteniendo un perfil de desempeño en todas las áreas. Durante este período el psicopedagogo mantiene contacto con la escuela con el fin de recabar información específica y asesorar a los docentes en estrategias que favorezcan su desempeño escolar y conductual.

El trabajo interdisciplinario se consolida mediante una reunión de equipo en la cual los resultados son integrados y se acuerdan criterios diagnósticos. Se elabora un informe escrito completo con los datos cuantitativos, las apreciaciones cualitativas, el análisis clínico, las conclusiones y las sugerencias terapéuticas.

 

¿Cómo está conformado el equipo CCC?
Contamos con un equipo de profesionales de alta calidad humana y profesional, con experiencia y dominio en su especialidad, y en constante actualización.

COORDINACIÓN
NEUROPSICOLOGÍA INFANTIL

Lic. Mariela Bustos

NEUROCOGNICIÓN Y APRENDIZAJE
PSICOPEDAGOGÍA

Lic. Laura Llinás

Lic. Verónica Fernández

Lic. Belén Masip

Lic. Magali Mafauad

Lic. Rosario Nadal

LENGUAJE Y COMUNICACIÓN
FONOAUDIOLOGÍA – NEUROLINGÜÍSTICA

Lic. Natalia Suárez

Lic. Sonia Aguirre

CONDUCTA, EMOCIÓN Y FAMILIA
PSICOLOGÍA

Lic. Celeste Huetagoyena

TERAPIA OCUPACIONAL

Lic. Gabriela Carlino

Contenido por Disciplina

Terapia Ocupacional
¿Qué es la Terapia Ocupacional?
La Terapia Ocupacional es, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social.
En el ámbito de la pediatría, el servicio de Terapia Ocupacional se encarga de la prevención, diagnóstico funcional, tratamiento e investigación de las ocupaciones diarias en las diferentes áreas: cuidado personal (autoalimentación, vestido, higiene), productividad (tareas relacionadas con las actividades pre-escolares y escolares)  juego y esparcimiento (lúdicas), para incrementar la función independiente y mejorar el desarrollo de los niños que presentan dificultades en su desempeño diario. Incluye también la adaptación de las tareas o el ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida.
Para que un niño desempeñe una tarea funcional tal como: colocarse los zapatos, atarse los cordones, escribir al ritmo de sus compañeros en clase, existen habilidades subyacentes que son prerrequisitos, llamadas componentes del desempeño ocupacional. Algunos de estos son: habilidades de destreza y coordinación fina, procesamiento perceptivo visual, procesamiento y modulación sensorial, planificación y organización motriz, los cuales posibilitan el éxito en el desempeño de una tarea. Los componentes están presentes en cada una de las áreas del desempeño y un componente afectado puede interferir en una o más áreas.

Brinda Servicio a niños y adolescentes con:
Déficit o retraso en el desempeño ocupacional en una o más de las siguientes áreas:
· Actividades de cuidado personal: incluyen vestido y desvestido, organización y planificación de los pasos para colocarse una prenda adecuadamente, orientación de las prendas en el espacio y en su cuerpo, manejo de las prendeduras; alimentación, uso adecuado de los utensilios y del vaso para beber; arreglo personal, preparación de los elementos necesarios para la higiene, lavado de dientes, cara y manos, limpieza y vestido luego de ir al baño, entre otras consideradas también  actividades de cuidado personal.
· Actividades educativas / de productividad: aquellas que son necesarias para el desarrollo educativo-académico del niño: actividades relacionadas con las tareas pre-académicas, académicas y actividades pre-vocacionales, incluyendo el uso de útiles escolares, manejo de la tijera, escritura manual y en computadora personales. También se incluyen aquí las responsabilidades en el hogar, como por ejemplo su organización en las actividades cotidianas, con las tareas escolares y con las tareas extra escolares.
· Actividades de Juego y esparcimiento: incluye las habilidades de exploración y desempeño del juego, identificando intereses, destrezas y desafíos apropiados para cada niño. El desempeño activo del juego promueve el desarrollo de habilidades sensorio motoras, cognitivas y psicosociales, así como la integración de los sistemas sensoriales. Así mismo la habilidad de un niño de tomar parte en una actividad altamente motivante, divertida y gratificante, depende de las habilidades de juego y esparcimiento.

¿Cuál es la metodología de evaluación?
La evaluación ocupacional tiene como propósito detectar todo aquello que podría ser un obstáculo para el desarrollo normal de una actividad y por lo tanto ocasiona disfunción ocupacional de forma transitoria o permanente. Esta disfunción ocupacional puede tener el origen en la misma persona, en el entorno, o bien en la metodología o programación de la actividad, pero también en la interacción de dos o más de los elementos.
El propósito de la evaluación en Terapia Ocupacional se puede resumir en:
1. Analizar el desempeño del niño / adolescente en sus ocupaciones diarias, a través de las tres áreas: cuidado personal, productividad (actividades relacionadas al jardín, a la escuela, y pre-laborales) y juego.
2. Evaluar hábitos y destrezas de desempeño ocupacional: motoras, de procesamiento y participación social.
3. Evaluar patrones de desempeño ocupacional: hábitos, rutinas y roles.
4. Evaluar intereses y motivaciones de la persona.
5. Evaluar el contexto del desempeño: la relación recíproca entre el niño y su ambiente.

El conjunto de procedimientos involucrados en la evaluación pediátrica incluye la administración de instrumentos de desarrollo, funcionales y de habilidades específicas, estandarizados y no estandarizados; entrevistas a los familiares y/o cuidadores, docentes y la observación de los niños mientras participan en actividades apropiadas para la edad y en varios contextos y ámbitos.

La selección de las herramientas de evaluación, actividades y materiales requieren de un razonamiento clínico, donde se deben tener en cuenta factores como: características del niño-familia, propósito de la evaluación, sus habilidades y el ambiente.
Además es importante considerar el desarrollo normal, ya que ayudará a formular preguntas apropiadas en la entrevista, seleccionar juguetes y actividades apropiadas para la evaluación.

Las habilidades incluidas en la evaluación comprenden:
Habilidades motoras: posturas, habilidades motoras gruesa y finas, visomotoras y orales, que sean acordes a la edad.
Habilidades de procesamiento: evaluó el procesamiento de los sistemas sensoriales, la modulación de los mismos y la respuesta adaptativa ante los estímulos en los sistemas táctiles, propioceptivos, vestibulares, visuales, auditivos y olfativos.
Habilidades de comunicación: relaciones sociales.

¿Qué técnicas se utilizan?
• Perfil ocupacional.
• Observaciones directas del niño, tanto en actividades de juego, participación social y de las ABVD (Actividades Básicas de la Vida Diaria).
• Observación de habilidades manipulativas y motricidad fina
• Observaciones de habilidades manipulativas y destrezas para la escritura.
• Observaciones clínicas
• Cuestionarios estandarizados y no estandarizados:
• Historia sensorial
• Perfil sensorial (Winnie Dunn: Cuestionario para padres y cuidadores).