Prótesis Dentales

Las prótesis dentales son elaboraciones artificiales que tienen como objetivo corregir diversos aspectos de la funcionalidad y la anatomía de los dientes y las estructuras óseas que conforman la boca. La mandíbula  y el maxilar también son huesos que pueden verse beneficiados en su restauración gracias a las prótesis dentales. El protésico dental es quien diseña y fabrica las prótesis, siempre bajo las indicaciones del odontólogo que realiza el diagnóstico del paciente.

 

Además de sus resultados definitivos relacionados a las mejoras en salud bucal, la alimentación y la fonética, las prótesis dentales son una solución estética más que efectiva a la falta de confianza generada por daños en los dientes. Los pacientes que optan por restaurar sus dientes y boca con este tratamiento suelen percibir cambios positivos en su personalidad y autoestima.

 

Tipos de Prótesis Dentales

 

  • Prótesis dentales removibles

 

Como su nombre lo indica, la prótesis removible es aquella que el paciente alterna en su uso, sacándola y volviéndola a colocar de acuerdo a las indicaciones del odontólogo. También sirven como transición para aquellas personas que quieren hacerse una prótesis fija.

 

Existen prótesis removibles fabricadas con distintos materiales.

 

  • Prótesis flexibles

 

Estas prótesis son las más novedosas y avanzadas en cuanto a materiales de fabricación. Se confeccionan con Nylon, lo que proporciona flexibilidad superior y una estética similar a la natural, mejorada también por la ausencia de metal. La sujeción de este tipo de prótesis a la boca se logra mediante ganchos no metálicos. Son casi imposibles de romper debido a su flexibilidad.

 

  • Prótesis removibles de acrílico

 

Este tipo de prótesis también se adapta estéticamente a la boca, debido a su coloración traslúcida y parecida a la tonalidad natural de las encías. Se ajustan a la boca a través de ganchos metálicos y pueden ser completas o parciales según el paciente necesite, en función de la presencia o no de dientes remanentes en la boca. Para su correcto cuidado, lo recomendable es removerlas y limpiarlas individualmente después de cada comida, además del lavado higiénico bucal cotidiano.

 

  • Prótesis removibles de cromo cobalto

 

Estas prótesis suelen ser más resistentes y duraderas que las de acrílico. Su estructura es metálica y pueden ser completas o parciales dependiendo del paciente, o bien combinarse con prótesis permanentes o implantes. Son una opción duradera y económica. Sin embargo, la actual disminución del costo de los implantes dentales establece una relación costo beneficio que posiciona a estos últimos como la opción más conveniente.

 

  • Prótesis dentales fijas

 

Las prótesis fijas son aparatos fabricados a medida de la boca de cada paciente para sustituir piezas dentarias perdidas y recuperar la funcionalidad de la boca, además de mejorar la estética bucal. Naturalmente, su adhesión es mucho mayor y más efectiva que la de las prótesis removibles, tanto que algunos pacientes suelen olvidar que llevan esta dentadura artificial.

 

En Clínica Odontológica Mussuto ofrecemos el tratamiento de prótesis fija sobre implantes dentales

 

  • Prótesis fija sobre implantes dentales

 

Este tipo de prótesis funciona sujetándose de implantes dentales de titanio que cumplen la función de la raíz del diente. Una vez que se completa la osteointegración de los implantes en el hueso maxilar o de la mandíbula, se procede a utilizar entre 2 o 4 implantes para sujetar la prótesis.

 

Las coronas utilizadas para los implantes pueden ser de porcelana o de zirconio, a elección del paciente según el diagnóstico y sus posibilidades económicas.

 

 

Coronas Dentales

 

Las coronas dentales son prótesis individuales que sirven para la restauración de cada pieza dentaria. Pueden colocarse sobre el diente natural previamente tallado, o bien atornilladas a un implante dental de titanio osteointegrado.

 

En Clínica Odontológica Mussuto trabajamos con coronas de porcelana e-Max y coronas de zirconio. Las coronas dentales de porcelana poseen una coloración muy parecida a la de la dentadura natural además de ser extremadamente resistentes y ligeras. Son totalmente compatibles con cualquier dentadura, y prácticamente no presentan riesgo de provocar alergias.

 

En cuanto a las coronas dentales de zirconio, se suponía que tenían un nivel de biocompatibilidad menor que las de porcelana, aunque se ha comprobado que se adaptan perfectamente. En cuanto a su color y consistencia, se asemejan casi de forma idéntica a los dientes naturales. Por otro lado, su resistencia y durabilidad es aún mayor que en las coronas de porcelana.