Alimentos ricos en fibra relacionados con un menor riesgo de cáncer de mama


Los investigadores informan que una dieta rica en fibra puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de seno.

El análisis, publicado en la revista Cancer, reunió datos de 20 estudios prospectivos sobre el consumo de fibra y la incidencia de cáncer de seno. Algunos examinaron la ingesta total de fibra; otros observaron los diferentes tipos de fibra de cereales, frutas, verduras y legumbres; ninguno involucraba suplementos de fibra.

En comparación con las mujeres con la ingesta general más baja de fibra, las que tenían la más alta tenían un riesgo 8% menor de cáncer de seno.

Los investigadores también encontraron que solo la fibra soluble, del tipo que predomina en alimentos como la avena, nueces, frijoles, guisantes y lentejas, tenía una asociación estadísticamente significativa con una menor incidencia de cáncer de seno. Se sugirió que la fibra insoluble, el tipo que se encuentra en los granos enteros y que agrega volumen a las heces, también redujo el riesgo, pero el efecto no fue estadísticamente significativo. (Tanto la fibra soluble como la insoluble se encuentran en proporciones variables en la mayoría de los alimentos que contienen fibra).

La mayoría de los estudios se referían al cáncer de mama posmenopáusico, pero en cinco informes que examinaron el cáncer premenopáusico, el efecto de la fibra fue aún mayor: un riesgo reducido del 18 por ciento para quienes consumían más.

“Estos son estudios de observación que no prueban la causalidad”, dijo la autora principal, Maryam S. Farvid, científica investigadora de Harvard. “Pero hay muy pocos factores de riesgo modificables para el cáncer de seno, y es importante identificarlos, incluso aquellos que tienen un efecto pequeño”.



Fuente