El momento para “la charla” es ahora


Como médico de cuidados paliativos en la era de Covid-19, conozco a muchas familias que luchan por tomar decisiones para sus seres queridos que se enferman demasiado, demasiado rápido, para tomar sus propias decisiones de atención médica.

Recientemente, el hijo de un paciente críticamente enfermo pidió que pospusiéramos las decisiones importantes sobre el cuidado de su padre hasta que hubiera mejorado lo suficiente como para participar en las conversaciones.

“No estoy seguro de qué querría”, dijo el hijo. “Nunca hablamos de eso”.

Es sin lugar a dudas lo más común que escucho de las familias.

Ver al paciente día tras día, conectado a un ventilador y tubos y líneas interminables, era como mirar a un pasajero en un tren fuera de control. Murió después de 17 días en cuidados intensivos, nunca mejoró lo suficiente como para decirnos si el soporte vital prolongado que estaba recibiendo era realmente aceptable para él, y mucho menos decirle adiós a su familia.



Fuente