Ella estaba sana y activa. De repente tuvo una convulsión.



Sus episodios de sudoración y confusión se remontan a un nivel de azúcar en la sangre peligrosamente bajo. ¿Pero qué lo estaba causando?



Fuente