Medicamentos para la acidez estomacal vinculados a fracturas óseas en niños


Los inhibidores de la bomba de protones, los medicamentos para la acidez estomacal ampliamente utilizados, pueden aumentar ligeramente el riesgo de fracturas óseas en los niños, sugiere un nuevo estudio.

Los P.P.I. están aprobados para su uso en niños mayores de un año para tratar la enfermedad por reflujo gastroesofágico, la regurgitación persistente de alimentos y ácido estomacal.

Utilizando los registros de salud del gobierno sueco, los investigadores estudiaron a 231,866 niños, a la mitad de los cuales se les habían recetado P.P.I. Durante un seguimiento promedio de poco más de dos años, hubo 5,354 casos de huesos rotos en los niños que tomaron el medicamento, y 4,568 en los que no lo hicieron.

Sobre todo, el uso de P.P.I. aumentó el riesgo de fractura en un 11 por ciento. Las drogas se asociaron con un aumento del 8 por ciento en los huesos rotos del brazo, un aumento del 19 por ciento en las fracturas de las piernas y un aumento del 51 por ciento en el pequeño número de otras fracturas. No hubo asociación con las muy pocas fracturas de cráneo y columna.



Fuente