Trump promueve protestas contra gobernadores; Expertos advierten sobre escasez de pruebas


El gobernador Gavin Newsom de California anunció el viernes un comité consultivo económico bipartidista que incluye a los cuatro ex gobernadores vivos del estado y algunos de los principales ejecutivos corporativos de la nación, incluido el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, y el presidente de Disney, Robert A Iger, así como la ex jefa de la Reserva Federal, Janet Yellen.

Los ex gobernadores son dos republicanos, Pete Wilson y Arnold Schwarzenegger, y dos demócratas, Gray Davis y Jerry Brown. El comité estará dirigido por Tom Steyer, el empresario multimillonario y ex candidato presidencial.

Steyer dijo que el objetivo del comité sería “desarrollar una estrategia para ayudar a California a recuperarse lo más rápido posible de la recesión inducida por Covid-19”.

“La salud y la seguridad siguen siendo los puntos más importantes aquí”, dijo Steyer.

La iniciativa del Sr. Newsom de llamar a sus predecesores contrasta con el presidente Trump, a quien se le preguntó en marzo si consultaría con presidentes anteriores para obtener orientación sobre cómo navegar la crisis. “No creo que vaya a aprender mucho”, dijo Trump en ese momento.

Según los nuevos datos, el dinero del Programa de Protección de Cheques de Pago de la Administración de Pequeñas Empresas, que se quedó sin fondos el jueves, fluyó fuertemente a California y Texas, y las empresas de construcción y los fabricantes obtuvieron la mayor cantidad de préstamos, en lugar de los minoristas y restaurantes más afectados. .

Los casi $ 350 mil millones en el Programa de Protección de Cheques de Pago también fluyeron desproporcionadamente a los estados que han sufrido menos infecciones y muertes por el virus, como Kansas, que a los estados más afectados como Nueva York y Nueva Jersey, al ajustarse al tamaño de la pequeña. economía empresarial en cada estado.

Los nuevos datos, que incluyen aprobaciones de préstamos hasta el jueves, muestran que las empresas de alojamiento y servicios de alimentos han recibido menos del 9 por ciento del dinero del programa, alrededor de $ 30.5 mil millones, aunque han sufrido las mayores pérdidas de empleos de cualquier industria durante esta recesión. Las empresas constructoras recibieron la mayor parte, con un poco más del 13 por ciento o aproximadamente $ 45 mil millones.



Fuente