Coronavirus contra la gripe: ¿son diferentes?


No todos los que se enferman gravemente se ajustan al perfil de alto riesgo. En cada brote de enfermedades infecciosas, hay casos inexplicables que desafían las estadísticas, como una enfermedad grave que afecta a una persona joven y sana que se esperaba que se enfermara levemente. El médico en China que fue penalizado por alertar a sus colegas sobre el brote allí, el Dr. Li Wenliang, murió a causa de la enfermedad a los 34 años.

En la temporada actual, ha habido al menos 34 millones de casos de gripe en los Estados Unidos, 350,000 hospitalizaciones y 20,000 muertes por gripe, según el C.D.C. Las tasas de hospitalización entre niños y adultos jóvenes este año han sido inusualmente altas.

Habría incluso más enfermedades y muertes si no hubiera una vacuna contra la gripe. La mayoría de las personas se recuperan en menos de dos semanas, y a veces en solo días.

Por el contrario, al menos 90,000 personas en los Estados Unidos han sido infectadas con el nuevo coronavirus a fines de marzo, y ha habido al menos 1,400 muertes. No existen tratamientos o vacunas para el coronavirus, solo atención de apoyo para personas infectadas.

La mayoría de los casos de infección por coronavirus no son graves, pero algunas personas se enferman bastante. Los datos del estudio más grande de pacientes realizado hasta la fecha, realizado en China, sugieren que de los pacientes con coronavirus que recibieron atención médica, el 80 por ciento tenía infecciones leves, aproximadamente el 15 por ciento tenía enfermedades graves y el 5 por ciento era crítico. (Pero muchas de las infecciones leves incluyeron pacientes con neumonía, según los expertos más tarde).

Los primeros síntomas, fiebre y tos, son similares a los de la gripe, por lo que las enfermedades pueden ser difíciles de distinguir sin una prueba para identificar el virus. La neumonía es común entre los pacientes con coronavirus, incluso entre aquellos cuyos casos no son graves.

Los expertos piensan que también puede haber muchas personas sin ningún síntoma, o personas tan leves que nunca se molestan en buscar atención médica. Debido a que esos casos no se han contado, ahora no es posible conocer la proporción real de casos leves versus severos.



Fuente