Justo lo que las personas mayores no necesitaban: más aislamiento


Cuando el comité buscó soluciones prometedoras, encontró estudios que mostraban que asistir a los programas de ejercicio ayudó a reducir el aislamiento, lo que no es un enfoque útil en este momento. La evidencia de enfoques tecnológicos muy anunciados, desde mascotas robóticas y Zoom hasta asistentes activados por voz, sigue siendo escasa hasta el momento.

¿Cómo, entonces, ayudar a las personas mayores a mantener sus conexiones sociales cuando se supone que están distanciadas socialmente, o al menos físicamente? Individuos y organizaciones de todo el país proponen y prueban una variedad de tácticas.

El Dr. Covinsky, particularmente preocupado por las restricciones a las visitas de personas mayores en el hogar o en instalaciones para personas de la tercera edad, ha sugerido que a medida que las pruebas de coronavirus estén más ampliamente disponibles, los miembros de la familia o amigos que obtengan resultados negativos repetidamente podrían convertirse en “visitantes designados”, a quienes se les permite pasar tiempo con sus seres queridos en cuarentena.

“Hemos restringido algo que es bastante esencial”, dijo. “Necesitamos alejarnos de pensar que los visitantes a las personas mayores son opcionales”.

En el sur de California, dos programas PACE (esfuerzos financiados por el gobierno federal para proporcionar servicios médicos y sociales completos para las personas que envejecen) han arrendado tabletas llamadas GrandPads para sus aproximadamente 250 participantes. Diseñados para personas mayores de 75 años, los dispositivos permiten a las personas mayores llamar al centro PACE, recibir y responder correos electrónicos y recibir videollamadas de los miembros del personal de PACE (y jugar).

En la Biblioteca Pública de Queens en Nueva York, los asistentes del programa están llamando a unos 50 clientes confinados en su hogar cada semana para recordarles los programas disponibles por teléfono y para verificar su bienestar, dijo Madlyn Schneider, la coordinadora de adultos mayores.

En Los Ángeles, el Motion Picture and Television Fund ha enviado una oleada de nuevos voluntarios para su programa Daily Call Sheet, que los une con personas mayores que comparten sus antecedentes en la industria del entretenimiento.



Fuente