La vacuna de coronavirus de China impulsa una industria problemática


Desesperado por proteger a su gente y desviar las crecientes críticas internacionales sobre cómo manejó el brote, ha reducido la burocracia y ha ofrecido recursos a las compañías farmacéuticas. Cuatro compañías chinas han comenzado a probar sus vacunas candidatas en humanos, más que los Estados Unidos y Gran Bretaña combinados.

Pero los líderes de China han potenciado una industria de vacunas que durante mucho tiempo se ha visto envuelta en problemas de calidad y escándalos. Hace solo dos años Los padres chinos estallaron furiosos después de descubrir que las vacunas ineficaces se habían administrado principalmente a los bebés.



Fuente