Actualizaciones mundiales de Coronavirus – The New York Times


Seúl cierra sus bares y discotecas después de que emerge un nuevo grupo.

El alcalde de Seúl, Corea del Sur, ordenó el cierre indefinido de todos los bares y clubes nocturnos de la ciudad el sábado, luego del descubrimiento de un nuevo grupo de docenas de casos de coronavirus en un país que durante semanas había reportado alrededor de 10 nuevas infecciones por día.

Un hombre de 29 años de Yongin, al sur de Seúl, dio positivo el miércoles. Mientras investigaba sus contactos, los epidemiólogos surcoreanos se enteraron de que había visitado tres clubes nocturnos en Itaewon, un popular distrito de vida nocturna en la capital, el sábado pasado.

Inmediatamente comenzaron a rastrear a 1.500 personas que se creía que habían estado en esos clubes nocturnos alrededor del tiempo del paciente. Hasta ahora, se han encontrado 27 pacientes que fueron a los clubes o tuvieron contacto con personas que sí lo hicieron, dijo un alto funcionario de control de enfermedades, Kwon Jun-wok, durante una conferencia de prensa el sábado.

Pero el alcalde, Park Won-soon, dio una cifra más alta, diciendo que al menos 40 pacientes estaban conectados a los clubes nocturnos y al paciente de 29 años, y dijo que las autoridades todavía estaban buscando a más de 1,000 personas que se cree que estaban en los clubes nocturnos. .

El grupo surgió cuando el país comenzó a relajar las restricciones de distanciamiento social. Algunos clientes de los clubes nocturnos no siguieron la recomendación del gobierno de que todos los surcoreanos en lugares concurridos usen máscaras, dijeron las autoridades.

Park acusó a esos clientes de clubes nocturnos de sabotear los esfuerzos exitosos de Corea del Sur para controlar el coronavirus.

“Solo por el descuido de algunas personas, todos nuestros esfuerzos hasta ahora pueden desperdiciarse”, dijo.

Los mensajes homofóbicos circularon a través de los medios de comunicación de Corea del Sur después de que se reveló que uno de los clubes nocturnos era frecuentado por personas homosexuales. El sábado, las autoridades dijeron que tales comentarios no solo incitaron el prejuicio sino que también corrieron el riesgo de socavar los esfuerzos de control de enfermedades, al desalentar a los visitantes de los clubes nocturnos a presentarse a las pruebas.

Argentina se precipita hacia el incumplimiento de préstamos internacionales en dos semanas, una perspectiva que amenaza con revivir su reputación como un punto muerto en serie y un paria financiero global que podría perseguir al país latinoamericano mucho después de que termine la pandemia de coronavirus.

Si Argentina incumple, lo que hasta el viernes parecía probable, sería la tercera vez en dos décadas que el país no cumple con los pagos de los préstamos después de haber acumulado miles de millones de dólares en deuda externa en una espiral cada vez más profunda de disfunción económica. Argentina se uniría al Líbano como los primeros morosos en el tumulto financiero causado por el coronavirus.

Los 45 millones de personas de Argentina ya estaban sufriendo durante el tercer año de una grave recesión cuando golpeó el flagelo del coronavirus, acelerando el dolor económico al forzar un cierre que cerró muchas empresas y dejó a los trabajadores sin trabajo.

Eso de repente arrojó una llave en los planes del gobierno para reestructurar una deuda de $ 66 mil millones con una variedad de acreedores en su mayoría extranjeros que incluyen bancos de inversión de Wall Street y otros inversores privados de todo el mundo. Parte de esa deuda es un vestigio de préstamos impagos del incumplimiento de Argentina en 2001.

El país enfrenta un pago de intereses de $ 500 millones el 22 de mayo.

El gobierno de centroizquierda, elegido hace solo siete meses, dice que no puede cumplir con las obligaciones con los acreedores internacionales mientras aumenta el gasto en atención médica y proporciona efectivo de emergencia a los argentinos que ya se están recuperando de la creciente inflación y el aumento de la pobreza.

En medio de una agresiva campaña del gobierno para prevenir la propagación del coronavirus, Kenia fue golpeada por un apagón que afectó a la vecina Uganda el sábado. Las redes eléctricas de los países están interconectadas.

En una oracion, Kenya Power and Lighting Company anunció “una perturbación del sistema que ocurrió en nuestra red de transmisión a las 5:49 a.m. de esta mañana”. La causa del corte de energía a la red nacional no quedó clara de inmediato. Pero los apagones en el país no son infrecuentes, especialmente en temporadas de lluvias.

“Nuestros ingenieros están trabajando para identificar y abordar el problema, para restaurar el suministro normal de electricidad”, dijo el comunicado.

Uganda Electricity Transmission Co. Ltd., el mayor distribuidor de energía del país, dijo en un comunicado que el país también había sufrido un apagón en todo el país. “Hemos perdido la transmisión en todo el país”, dijo el comunicado. “Tenga paciencia con nosotros mientras investigamos la causa y trabajamos en la restauración”.

En enero de 2018, ambos países sufrieron grandes apagones.

Hasta el momento, Uganda ha registrado 98 casos de coronavirus pero ninguna muerte. El Fondo Monetario Internacional dijo esta semana que el país recibiría un préstamo de emergencia por un valor de $ 491.5 millones para ayudar a amortiguar su economía del impacto del brote, ya que sectores clave de la economía de África Oriental, incluido el turismo, han recibido un duro golpe de la crisis. El efecto se ha visto agravado por el cierre de toda la población, la prohibición de reuniones públicas, el cierre de escuelas, la prohibición de la mayoría de los vehículos de las carreteras y el cierre de todos los negocios, excepto los esenciales.

El gobierno de Kenia se ha enfrentado a las crecientes críticas por su respuesta a la pandemia, particularmente por el uso de centros de cuarentena. Cientos de residentes en la nación del este de África dijeron que fueron puestos en cuarentena por romper el toque de queda o no usar máscaras. Y muchos dijeron que les dijeron tuvieron que pagar para irse después de dar negativo para el virus.

Los jugadores fueron informados por su equipo, los Gold Coast Titans, que lo harían No ser capaz de reincorporarse al escuadrón sin los disparos. Uno de ellos, Nathan Peats, entonces dijo que había cambiado de opinión y recibiría una vacuna, señalando que no estaba en contra de la vacuna, sino que había sido víctima de una mala reacción a la vacuna contra la gripe hace unos años.

Los informes fueron aportados por Choe Sang-Hun, Rick Gladstone, Elaine Yu, Adbi Latif Dahir, Peter Robins, Yonette Joseph, Daniel Politi, Lauren Sloss, Robert D. McFadden, Nicholas Bogel-Burroughs y Victor Mather.





Fuente